miércoles, febrero 16, 2005

SUSURROS...(2ª parte)

Ahora sus dedos juegan en mi boca y mi lengua los lame, los ansía, los desea...
Mientras tanto, mi cuerpo inconscientemente se arquea, le busca...
Susurro...-¿Mi nena gemirá para mi?
En ese instante su polla me roza, choca en mi entrepierna y comienza a rozarse....
Escalofrio....
Gemido...
Mis manos buscan su culito para agarrarlo fuertemente, pero las suyas me detienen...
Susurro...-Shhhh, he dicho que seas buena, no me obligues a...
Coge mis manos y las coloca en mi espalda, pegado a mi, su lengua pelea con la mia, mi cuerpo vibra junto al suyo, y mis gemidos son apagados con sus interminables y deliciosos besos...
Bruscamente se separa de mi y reclina mi cuerpo sobre la encimera y comienza un interminable recorrido de su lengua por mi entrepierna, en busca de mi sexo...
Susurro...-Hoy me pediras que pare, y no pienso dejarte hasta que lo oiga de tus labios...
.- Nunca te diré eso, me oyes, no lo haré
Mientras el ha introducido su lengua totalmente en mi, y en pocos segundos exploto por primera vez en su boca...

5 comentarios:

Debvil dijo...

Habrá una tercera parte??? Me gustaría ser continuación de esos excitantes susurros......

Besos

Elisabeta dijo...

¿Seguro que no habra "rendición" y petición de parar? jeje.Alta temperatura a estas horas de la mañana, mmmmm....Besitos y buenos dias

Naia dijo...

No te rindas "aún", es una dulce tortura, un juego de poder exquisito...

Disfruta el NO, disfrutad después del SÍ :)

maricoché dijo...

Debvil, tercera parte??? Lo que me hace sentir no tiene fin....créeme.
En cuanto a los susurros, son escalofríos constantes sentir mi nombre en sus labios...sus manos en mi piel...sus labios en mi cuerpo...

Eli, no prometeré nada acerca de la rendición pero te aseguro que no lo tendrá facil, jeje

Naia, todo con él es un juego constante de poder, consistente en derretirnos deliciosamente el uno al otro...disfrutando de su dulzura, disfrutando de sus silencios al ser descolocado, disfrutando de los mios al oir su voz...

Baco dijo...

No se porque, pero yo creo que al final le gritaras que pare.

Un beso dulce maricoché.